Cambiador plegable para bebé

Me alegro de estrenar el año nuevo en el blog con este cambiador plegable con aplicaciones de patchwork. Ha sido un trabajo muy especial y me ha encantado prepararlo para la pequeña Maya.

Patri, la mamá de Maya, sabía que estaba preparando uno para ella y aunque al principio ella iba a elegir las telas, al final conseguimos que todo fuera una sorpresa. No os podéis imaginar lo que me ha costado no subir las fotos de todo el proceso a las redes para no darle ninguna pista antes de tiempo.

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

Cuando mi hermana y yo vimos esta tela de animalitos del bosque no tuvimos ninguna duda de que sería perfecta para el cambiador. Las medidas de esta parte son 60 cm de alto y 52 cm de ancho. Para la zona en la que se apoya la cabeza del bebé elegimos una tela con un dibujo menos llamativo para ponerle el nombre o algún dibujo; esta parte mide 20 x 20 cm.

Normalmente me gusta colocar un dibujo más que el nombre del bebé en las cosas que hago porque así puede utilizarse más adelante para otro bebé. Para el cambiador tenía varios dibujos posibles, todos relacionados con los animales del bosque de la tela, pero al final me decidí por esta ranita tan graciosa.

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

La parte de la cabecera ha sido la más entretenida por las aplicaciones, porque primero hay que colocar todas las piezas de tela con fliselina adhesiva y después hay que coserlas a punto festón. Además de las aplicaciones de tela, algunas partes del dibujo están bordados con los puntos cordoncillo, nudo y cadeneta.

La tela de la parte interior tiene un diseño en un color azul turquesa muy similar al que tiene en algunas zonas la tela de los animales. Entre ambas telas, el cambiador lleva una capa de guata y está todo acolchado a mano formando pequeños cuadrados de 3 x 3 cm.

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

Cuando el cambiador está totalmente cerrado mide unos 20 x 25 cm y no es muy voluminoso. Es lo bueno de este tipo de cambiador, que además de bonito es muy fácil plegarlo y muy útil para llevarlo siempre en el bolso del bebé.

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

Como el color predominante en la tela de los animales es el rojo, me pareció que con un biés del mismo color con topitos blancos todo el conjunto quedaría muy bien. Y ya para terminar, quería un mini botón con una forma original y no el típico botón de siempre, con éste en forma de hueso me he asegurado que este cambiador sea único.

Cambiador plegable bebé con aplicaciones patchwork

Gracias chicas por pensar en mí para este regalo y por saber apreciar todo el trabajo que tiene coserlo a mano.

P.D.: Aprovecho también para felicitaros a tod@s el año nuevo y para daros las gracias por seguir al otro lado de la pantalla ;)

Manta para la máquina de coser

Conseguir terminar esta manta para la máquina de coser ha sido todo un reto. Una de las cosas que más me cuesta del patchwork es combinar las telas para hacer un bloque y visualizar cómo quedará antes de coserlo. Por eso he tardado tanto en terminar este proyecto, porque lo he preparado por mi cuenta sin ninguna guía ni la ayuda de las clases.

Manta máquina de coser. Patchwork

Una vez elegidas las telas, lo siguiente era escoger los bloques que serían el centro de la manta. No tenía muy claro cómo combinar las telas pero sí sabía los bloques que quería utilizar.

En uno de los libros de patchwork que traje de mi viaje por tierras coreanas había un diseño que me gustaba mucho. Encontrar esos libros fue una suerte porque, en la mayor librería de Seúl y con nuestro nivel de coreano, dar con la sección de labores y manualidades nos llevó bastante tiempo. Un poco más y todavía estamos por allí buscando entre tantos libros (la verdad es que no nos importaría mucho).

Volviendo al tema de la entrada, este bloque está incluido en un libro de bolsos cuyo título en coreano es 어른스러운 색깔의 가방. 베이지 브라운 블랙 그레이 컬러로 만드는, algo así como 'Bolsos de colores: Beige, marrón, negro y gris' (si el traductor y yo no nos equivocamos mucho), de la autora Natsuko Mikami. Todavía no me he animado con ninguno de los bolsos porque con mi nivel de coreano me cuesta un poco seguir bien las instrucciones pero sí es suficiente para sacar el esquema de un bloque.

Manta máquina de coser. Patchwork

Al ser un proyecto de costura en el que no tenía ningún tipo de guía, tan solo una idea en la cabeza, era de esperar tener que hacer algunos cambios para unir los bloques y para que la manta tuviera una medida de 59 x 54 cm que es la que necesitaba para la mesa de la máquina.

Sólo con los dos bloques no alcanzaba esa medida así que tenía que seguir dándole vueltas a la cabeza para ver lo que podía añadir. Si algo he aprendido es que en el patchwork las posibilidades son muchísimas, por eso al final me dediqué a cortar unos cuantos triángulos para hacer dos tiras que se llaman 'el vuelo de la oca'.

Manta máquina de coser. Patchwork

Y como me había quedado con ganas de coser más piezas, para la parte que queda colgando hice varios bolsillos con todas las telas.

Manta máquina de coser. Patchwork

La última parte de este proyecto era acolchar a mano (como no podía ser de otra forma) y colocar el biés en el borde para dar por terminada la manta.

Los bloques y el resto de partes de esta manta para la máquina no son difíciles de hacer. Lo que me ha resultado más complicado es visualizar todo el conjunto antes de coserlo para saber dónde colocar cada una de las telas.

Manta máquina de coser. Patchwork

El trabajo y todas la vueltas que le he dado han merecido la pena porque al final he conseguido que se pareciera a lo que tenía en mente. Eso sí, con algún que otro cambio pero eso es lo divertido, ¿no os parece?

Botas de Navidad

Como la Navidad está ya a la vuelta de la esquina y ya mismo empezamos a colocar toda la decoración navideña (si no lo hemos hecho ya) es el momento más adecuado para enseñaros estas botas de Navidad hechas con aplicaciones de patchwork.

Bota de Navidad. Aplicaciones patchwork
Bota de Navidad (niña)

El diseño de las botas es de Oliva Patch, al igual que el tríptico de Navidad. Es lo que tiene ir a las clases de patchwork al sitio donde voy, que por todas partes hay cosas así de bonitas y es muy difícil no enamorarte de ellas. Como cosí las dos botas a la vez ha sido un proyecto largo, de varios meses de trabajo, así que entre el belén y las botas, el curso pasado de patchwork fue totalmente navideño para mí.

Bota de Navidad. Aplicaciones patchwork
Bota de Navidad (niño)

El tamaño de las botas es de unos 78 cm de alto y aunque puedan parecer muy altas, en realidad viene muy bien porque se abren y en su interior se pueden guardar los regalos de Navidad.

Para hacer las aplicaciones de las botas he seguido el método tradicional (hilvanando cada una de las piezas y cosiéndolas luego a punto escondido en su lugar) en vez de la técnica de los palillos que apliqué con el belén. Podría haber vuelto a usar los palillos, que están muy bien para las piezas más pequeñas, pero como las piezas de las botas son más grandes y fáciles de manejar e hilvanar esta vez no he llegado a utilizarlos. Cada técnica tiene sus ventajas, ninguna es mejor que la otra y tampoco son las únicas técnicas de aplicaciones; todavía hay alguna que no he utilizado, como la de coser las piezas con punto festón.

Como ya sabéis me gusta documentar todos los detalles del proceso pero en el blog sería muy difícil subir todas las fotos que he llegado a hacer. Así que si queréis ver cómo han sido todos los meses de trabajo con las botas tenéis todas las fotos en Facebook, Instagram y Twitter.

Botas de Navidad. Aplicaciones patchwork

Este año no van a poder decir que no tenemos bien decorado el salón para la Navidad. Entre el belén tríptico y estas dos botas va a quedar perfecto.

Amigurumi Halloween: Lali

Esta semana he cambiado el día de publicación para poder enseñaros hoy este amigurumi para Halloween: 'Lali', el más pequeño de la familia monstruosa de Katia.

monstruo amigurumi halloween

Como ha sido una idea de última hora, no pensaba preparar nada para Halloween, he estado a punto de no llegar a tiempo hoy porque apenas acabamos de terminar con las fotos. Menos mal que mi fotógrafa es muy rápida, o no habría podido publicarlo hoy.

Este monstruito es Lali, uno de los tres que forman la familia monstruosa que ha preparado Katia para estas fechas. De los tres amigurumis me decidí por este porque lo vi muy gracioso con su único ojo.

monstruo amigurumi halloween

Los esquemas son gratuitos y podéis encontrarlos en el blog de Katia. La verdad es que lo vi un poco tarde en su página web, pero al menos me ha dado tiempo a terminar uno de ellos. Eso sí, no podéis haceros una idea de lo rápido que he ido para tenerlo terminado hoy.

En las instrucciones para hacerlos se utiliza un ganchillo de 5 mm y, con un hilo adecuado para ese ganchillo, el tamaño de este amigurumi es de 21 cm de alto y 9 cm de diámetro. Al no tener previsto hacer este amigurumi, no tenía el hilo correcto para ese número de ganchillo y como ya no me daba tiempo de comprarlo he usado un ganchillo de 3 mm. Por eso Lali es bastante más pequeña de lo previsto: 9 cm de alto y 4,5 cm de diámetro.

monstruo amigurumi halloween

Lo bueno es que en las instrucciones viene la medida final con el ganchillo de 5 mm y con eso podía hacerme una idea de cómo iba a quedar con el de 3 mm. Si no se indican las medidas, lo que puede pasar es que al final te salga un súper mini-amigurumi, como ya me ocurrió una vez con cierta ballena...

Para este Halloween me conformaré solo con Lali, pero para el próximo tendré preparados también a Grin y Ranja, los otros monstruitos de la familia. Lo más importante es acordarme del ganchillo que he usado con Lali, no sea que después los otros dos se vean enormes a su lado.

monstruo amigurumi halloween

Ya sé que para este año no os va a dar tiempo pero si os gustan ya los tenéis preparados para el año que viene.