Cuello reversible de ganchillo

Hace un par de entradas os enseñaba uno de los cuellos de ganchillo que hice este invierno pasado, el cuello verde, y hoy le toca el turno al otro cuello de ganchillo que hice junto a ese.

Cuello reversible de ganchillo

Al principio iba a preparar un cuello distinto por cada color, uno en blanco y otro en burdeos, pero después nos pareció mejor hacer un cuello que fuera dos en uno (o cuatro, según se mire). Así, este cuello permite muchas más combinaciones y se puede utilizar en más ocasiones llevándolo de varias formas distintas: sólo por el lado del calado, sólo por el lado liso, o doblándolo un poco para que se vean los dos lados del cuello al mismo tiempo.

Cuello reversible de ganchillo

Cuello reversible de ganchillo

Cuello reversible de ganchillo

La idea del cuello reversible es de Tamara Kelly del blog Moogly donde podéis encontrar todas las instrucciones para hacer el cuello completo. En este cuello yo sólo seguí su esquema para la parte del calado en color blanco, la parte lisa en burdeos la hice combinando puntos altos y bajos.

Cuello reversible de ganchillo

Cuello reversible de ganchillo

Las medidas son las mismas que las del otro cuello, 15x31 cm. Se termina bastante rápido, con apenas un ovillo de lana Planet de Katia de cada color y ganchillo de 5 mm.

Si el cuello verde con la lana Alaska abrigaba mucho, éste de doble capa no se queda atrás aunque la lana sea de menor grosor. Y con estos dos cuellos terminados ya estamos bien preparadas para el frío el próximo invierno.

Funda para la máquina de coser

Estas Navidades me hicieron un regalo que no esperaba para nada: una máquina de coser eléctrica. Antes ya había probado con la de mi madre, que no es eléctrica, pero no terminaba de cogerle el punto al pedal y a la vez me agobiaba un poco la idea de romper la aguja. Por eso el anuncio de la máquina de coser de Lidl, la Silvercrest, llegó en el momento perfecto.

Máquina de coser Silvercrest

No soy ninguna experta en máquinas de coser pero por mi corta experiencia con ella (y por lo que he escuchado de ella) va muy bien para un uso normal. Yo estoy aprendiendo y cada día estoy más contenta con ella.

Como la funda que traía era casi transparente y no me gustaba mucho, en cuanto tuve un poco más de práctica me lancé a hacerle una funda en condiciones. Mi idea era que estuviera acolchada pero no sabía muy bien cómo hacerla. Así que buscando telas encontré esta de búhos, que ya estaba acolchada, a muy buen precio.

Funda búhos máquina coser

Prepararla fue muy fácil porque utilicé la 'funda' que traía la máquina como patrón. Incluso el hueco para el asa quedó justo donde debía.

Funda búhos máquina coser

Funda búhos máquina coser

Le añadí un bolsillo con idea de guardar ahí las muestras de puntos con las que iba practicando, y lo decoré con unas puntadas en verde siguiendo las costuras diagonales de la tela.

Funda búhos máquina coser

Funda búhos máquina coser

Como podéis ver, desde que hice el búho de ganchillo, este diseño se ha convertido en uno de mis favoritos. Tanto es así, que compré más tela de la cuenta para poder coser alguna otra cosa (un neceser, por ejemplo).

¿Se os ocurre algo en lo que convertir estos búhos tan graciosos?

Cuello verde de ganchillo

Este cuello de ganchillo lo preparé este invierno para un regalo muy especial. Sé que no es el contenido más normal para una entrada de primavera pero no quería esperar hasta el próximo invierno para compartirlo por haber estado tan despistada. Y es que entre clase y clase de patchwork apenas me he dado cuenta de lo rápido que ha pasado el tiempo y de todo el tiempo que llevaba sin actualizar el blog.

Cuello de ganchillo

Para este cuello, de 15x31 cm, sólo he necesitado un ovillo de lana Alaska de Katia. Como es una lana bastante gruesa, abriga muy bien y además, el cuello se termina enseguida utilizando una aguja de 6 mm. Con tan solo 16 vueltas se alcanza la altura necesaria para tapar todo el cuello y si no se quiere tan alto, siempre se puede doblar un poco.

Cuello de ganchillo

Cuello de ganchillo

El punto lo encontré en el blog de Krista, "Rescued Paw Designs". Es un punto muy sencillo y a la vez le da al cuello una textura que me gusta mucho como queda con una lana tan gruesa.

Punto cuello de ganchillo

Y así es como queda una vez puesto (menos mal que siempre tengo una voluntaria para hacer de modelo en las fotos).


Es ajustado para que abrigue bien y para poder pasarlo por la cabeza con facilidad. Una pena que el invierno no haya sido muy frío por aquí y apenas se ha podido utilizar, tendrá que ser para el siguiente.

Siento haber estado tan desaparecida pero ya estoy de vuelta con muchas cosas nuevas y con ganas de enseñaros lo que he aprendido en las clases de patchwork. Si queréis ver algún adelanto, los tendréis en twitter, facebook e instagram.