Sandalias rosas con diademas de ganchillo para bebé

Parecía que las sandalias de ganchillo para bebé que hice por probar iban a ser las únicas que haría, y al final resulta que es en lo que más he trabajado últimamente.

Para unas gemelas preciosas de 8 meses hice dos pares de sandalias blancas y rosas. Miden unos 12 cm y se diferencian de las sandalias amarillas en que la suela es doble y las flores son un poco más grandes.

Sandalias rosas con diadema de ganchillo para bebé

Sandalias rosas con flor de ganchillo para bebé

Sandalia rosa con flor de ganchillo para bebé

Las diademas son blancas, y las flores rosas y blancas son un poco más pequeñas que las de las sandalias. Tienen un contorno de unos 43 cm.

Diademas de ganchillo con flor rosa

Diadema de ganchillo con flor rosa

Este otro par, mucho más pequeño, lo preparé en el mismo color para una pequeña de apenas 3 meses. Las sandalias miden 9,5 cm de largo y la diadema unos 36 cm de contorno.


Sandalias rosas con flor de ganchillo para bebé


Sandalias rosas con diadema de ganchillo para bebé

Para todas las sandalias y diademas he vuelto a utilizar hilos DMC Petra 100% algodón del número 5, que se está convirtiendo en uno de mis favoritos, y un ganchillo de 2 mm.

Hilos DMC Petra para ganchillo
Vía Pinterest

El esquema que he seguido para las diademas lo podéis encontrar aquí.

Pie para bastidor

Si alguna vez habéis colocado abalorios en vuestros trabajos de punto de cruz a la vez que sujetáis el bastidor con una mano os habrá pasado (o no) como a mí, que sin estar demasiado acostumbrada a trabajar con ellos, parece que me falten manos.

Reconozco que el bastidor me ha facilitado mucho el trabajo porque mantiene la tela siempre con la tensión justa, pero a la hora de colocar las 'perlitas', para que queden bien fijadas, necesito tener las dos manos libres y es un poco más complicado si una de las manos está sujetando el bastidor. No quiero decir que sea imposible; ya lo he hecho así con las dos primeras Celtic Ladies, pero no es una tarea fácil.

Después de algunas pruebas, mi padre, que es muy apañado, me ha hecho un pie para el bastidor a medida. Más handmade imposible.
 
Pie para bastidor de bordar

Pie para bastidor de bordar

Pie para bastidor de bordar

Todavía no he tenido oportunidad de probarlo para colocar los abalorios porque me queda mucho para llegar a esa parte del trabajo, pero sí que he podido utilizarlo para continuar con el bordado y la verdad es que es una maravilla.

Seguro que esta vez colocar las 'perlitas' va a ser mucho más divertido y, sobre todo, rápido.

(Actualización 22/08/2014): Ahora que lo he usado para colocar los abalorios he podido comprobar lo útil que es. Además de que tardo la mitad de tiempo, todo el trabajo resulta mucho más cómodo y sencillo al tener las dos manos libres para colocar las 'perlitas'.